jueves, 13 de septiembre de 2007

Sufrimiento En la vida de cada persona hay sufrimiento. Conocer la raíz y la causa del mal nos llevará a poner el remedio conveniente para mitigarlo o extinguirlo, si ello está en nuestras manos, y si no lo estuviere, nos ayudará a cambiar la actitud frente a lo irremediable, y ello ya supone un alivio, al no añadir más pena al sufrimiento. Zen cotidiano

No hay comentarios: