viernes, 11 de abril de 2008

Bajo las lilas (o son glicinas?)

…Y las lilas, inclinándose sobre el alto muro parecían decir :¡Qué interesantes secretos podríamos revelar si quisiéramos!, en tanto que al otro lado del portón, una caléndula procuraba alcanzar el ojo de la cerradura para espiar lo que ocurría en el interior. Flores silvestres y malezas salvajes crecían por doquier cubriendo todo con un hermosísimo manto. LOUISE MAY ALCOTT 1832-1888. Vivió en Concord, Massachussets, dicen que recibió lecciones de Thoreau e incluso podemos imaginarla cerca de Nathaniel Hawthorne quien también pudo ilustrarla en la forma de escribir singulares novelas. Este párrafo corresponde al cuento Bajo la Lilas que escribió para la hija de R. Waldo Emerson, todo un ambiente literario además de filosófico. Su padre luchó por un sistema más justo, intentando poner la cultura al alcance de todos, por muy pobres que fuesen -él mismo fue un niño que tuvo que trabajar y sus conocimientos los adquirió con afición y gran esfuerzo- todo muy hermoso, pero poco practico en una sociedad que ya se parecía mucho a la del siglo XXI.