martes, 11 de diciembre de 2007

Si conservas tu juicio, aunque los otros estén perdiendo el suyo, y te culpen de ello. Si crees en tí mismo, aunque otros duden, pero eres indulgente ante sus dudas. Si sabes esperar pacientemente y, aún viviendo rodeado de mentira, la mentira nunca está en tu boca. ...Si ves desmoronarse aquello por lo que has dado tu vida y te inclinas para volver a construirlo... si puedes llenar cada minuto con sesenta segundos que merezcan haber sido vividos, el mundo es tuyo, con todos sus tesoros, y aún más, hijo mío, ¡serás hombre! RUDYARD KIPLING , nació en India en 1865 de padres ingleses y escribió con igual maestría sobre temas indues o británicos porque amaba aquellos lugares aunque no siempre su vida fue fácil. Estas estrofas corresponden a un bello poema que teníamos olvidado y un anuncio creo que de gasolina, nos ha hecho recordar y volver a leer para comprender su espiritualidad, sus palabras de ánimo, confianza, calma, honestidad y todo lo que cada uno seamos capaces de encontrar en él.

No hay comentarios: