sábado, 31 de enero de 2009

In memoriam

Por aquel rey Mago, que llegaba cuando yo no estaba, y dejaba en la pequeña ventana el regalo y la ilusión, esa ilusión que luego se trasladó a la librería, en forma de cuento que elegíamos juntas. Era Enero, como ahora, que empezó con esperanza y terminó acabando con la ilusión. Pero no debemos dejarnos abatir, ella era la alegría, la prudencia, y la generosidad, como la madre tierra, esa Naturaleza a la que amaba y a donde ha vuelto.
Tema Beatus Ille de Horacio.
Que descansada vida
la del que huye del mundanal ruido
y sigue la escondida
senda, por donde han ido
los pocos sabios que en el mundo han sido.
Oda I de Fray Luis de León.

No hay comentarios: