jueves, 25 de diciembre de 2008

Hoy he leído parte de un discurso de Abraham Lincoln, excelente y magnífico como todos los suyos y transcribo unas frases, pronunciadas el 2 de Septiembre de 1858, pero que tienen plena vigencia en la España del 2008. En aquel momento se referían a la esclavitud y a la hipocresía de algunos gobiernos que aunque estuvieran en contra de dicha lacra, no eran capaces de abolirla para no perder los votos de los esclavistas sureños. Era, aferrarse al poder a cualquier precio. ...Si una vez traicionáis la confianza de vuestros conciudadanos, nunca podréis recuperar su respeto y su estima. Es verdad que podéis engañar a todo el mundo durante algún tiempo; hasta podéis engañar a algunos todo el tiempo, pero no podéis engañar a todos, durante todo el tiempo. Lincoln.

No hay comentarios: