domingo, 15 de febrero de 2009

Ayer fue San Valentín

Y si tu te condenaras, yo también me perdería-
Aunque mi nombre
sonara más alto
en la celestial fama.
Y si tu te salvaras,
y yo quedase condenada
a estar donde no estuvieras,
sería un infierno para mí.
EMILY DICKINSON, 1830-1886 Amherst (Massachusetts) escribió bellos y emotivos poemas de amor, con la pasión y la fuerza que aquella sociedad puritana de Nueva Inglaterra negaba a las mujeres; pero que Emily sublimaba y trasladaba al papel en la soledad de su habitación.

No hay comentarios: