domingo, 10 de octubre de 2010

Elegir bien

Si pudiera volver atrás,
pediría más inteligencia.
Volver a tener 12 años
y a partir de ahí,
tomar decisiones más inteligentes.
El miedo condiciona nuestra vida
y nos hace cometer errores que
solamente la inteligencia puede cambiar;
pero no es fácil de adquirir.
Por eso vuelvo a recitar la antigua
plegaria inglesa:
Señor, dame serenidad para aceptad las cosas que no puedo cambiar,
valor para cambiar las que debo cambiar
y sabiduría para diferenciarlas.

No hay comentarios: