sábado, 13 de noviembre de 2010

Etología

Minnie debió sufrir bastante en la primera parte de su vida. Era una gatita lista, -según decían los antiguos- el hambre agudiza el ingenio, pero después de muchas penurias, la diosa Fortuna le mostró su mejor cara. Como ya dijimos anteriormente, vive en la mejor casa y tiene hijas y nietos a quienes ama y la aman con una dedicación que ya quisiéramos los humanos.

No hay comentarios: