domingo, 6 de noviembre de 2011

El jardín de hermosas hierbas

Tengo varios acres alrededor de mi casa que llamo mi jardín y que un jardinero hábil no sabría cómo llamar. Es una confusión de huerto, parterre, vergel y jardín de flores, tan mezclados y entretejidos entre sí, que podría considerarse silvestre, como sin cultivar. Mis flores crecen en varias partes del jardín con la mayor abundancia y profusión y si encuentro en un campo, una que me gusta, le doy un lugar en mi jardín. Así, hay una irregularidad en mis plantas y se vuelven tan silvestres como su naturaleza se lo permite... Estas son palabras de Sir JOSEPH ADDISON, en 1713 (1672-1719). Ensayista, poeta, dramaturgo y político inglés. Excepto en el tamaño, -mi jardín es chiquitito- suscribo cada una de sus palabras y me alegra conocer que alguien como él, que entre otras cosas importantes escribió un famoso Catón, Marco Porcio Catón el Joven, no debo olvidarme de este romano, pues parece fue un estoico de los que a mí me gustan . Sí, me congratula que tengamos el mismo tipo de jardín y creo que es porque todas las variedades nos parecen hermosas y es difícil desprendernos de cualquier ejemplar que crezca fuerte y sano, incluso las mal llamadas malas hierbas. Las únicas que a veces arranco son las más invasoras, aunque sólo sea para proteger los derechos de las demás.

No hay comentarios: