domingo, 24 de noviembre de 2013

Vuelve otra vez, Yaki

A Yaki siempre la hemos esperado. Hace muchos años desapareció y llenamos la calle de carteles con su foto. Ella volvió, como si hubiese leído nuestra preocupación, regresó de esta primera aventura. En el verano siguiente volvió a desaparecer y volvimos a esperarla. Con el Otoño volvió.
Los últimos años han sido así. En Primavera se va y retorna en Otoño, con buen aspecto. Es una gatita que contesta siempre cuando le dices algo y que se dejaba acariciar sin problemas, casi por cualquiera. Ahora tiene casi 13 años. En Octubre volvió, más delgada de lo habitual y sólo se quedó un día. Ella, como todos, es libre para irse o no. Nos preocupaba que no tuviese un buen lugar adonde ir, pues estaba claro que tenía una casa de verano, pero quizá no de invierno. Hay personas que no permiten a los animales entrar en sus casas y sí los atienden en terrazas, jardines o garajes. Creemos que este era el caso con Yaki.
Hace 10 días la encontramos herida, quizá por un coche, no sabemos. Su estado era muy delicado y creímos que no lo iba a superar, pero con paciencia y nuestros amorosos cuidados se fue recuperando lentamente. Por primera vez comía bien, ella solita, así que creí importante para su recuperación un ratito al Sol del mediodía de un sábado agradable. No sé qué pasó por su cabeza, pero cuando fui a recogerla ya no estaba. Se fue.
Ahora, como casi siempre, esperamos que Yaki vuelva.

No hay comentarios: