lunes, 13 de enero de 2014

Saber qué buscar

En estos días he visto una frase que no recuerdo bien, ni donde; pero el significado era más o menos así:
Nadie busca lo que no sabe que le falta y de pronto, he entendido con claridad el mensaje. No por iluminación, ni reflexión, no, ha sido mucho más prosaico. Llevo meses con problemas en mi libro electrónico. Es bastante simple y aunque lo he ajustado y repasado, no encontraba solución. Hoy  ha aparecido su caja original y en ella unas indicaciones de los formatos que lee. Esa era la clave. Es una cosa tan tonta, que no puedo creer que me haya costado tanto descubrirlo. No sabía lo que tenía que buscar.
Creo que muchas veces somos infelices porque no tenemos proyectos ni metas claras, porque no sabemos lo que nos falta para llenar nuestras vidas y corremos en pos de cualquier espejismo, que a la larga no cumple nuestras expectativas, por eso es tan importante perseguir los sueños y que esos sueños sean siempre, lo que de verdad nos falta.

No hay comentarios: