martes, 31 de julio de 2007

¡Qué feliz eres, chiquillo, tirado ahí en el polvo, jugando hora tras hora con ese palito! No puedo menos que reírme viéndote jugar y jugar toda la mañana con ese pedacillo de palo. Yo sumo y sumo, hora tras hora también, preocupado con mis cuentas. Quizá tú mirándome, piensas:” ¡Vaya un juego tonto! ¡Qué ganas de perder la mañana!” ¡Ay chiquillo! ¡Yo he olvidado ya el arte de distraerme con palitos y tortas de barro! ¡No quiero más que juguetes caros, reunir oro y plata! Tú con cualquier cosilla que te encuentras juegas contento. Yo malgasto tiempo y fuerzas en cosas que nunca podré tener. Pretendo atravesar el mar de la ambición con mi frágil barquilla, ¡y me olvido de que yo también estoy jugando! Rabindranaz TAGORE Nació en Calcuta, el 6 de Mayo de 1861 (el mismo día de 1862 murió Thoreau, quién compartía con él su amor a la Naturaleza y a las literaturas antiguas, india, griega, etc.) Quiso acercar los mundos opuestos de la cultura india y la civilización europea, empresa imposible, que siempre intentó. Especialmente los últimos veinte años de su vida fue viajero incansable como embajador de la paz entre oriente y occidente, murió en 1941. Pero Tagore fue por encima de todo un prolífico escritor y un excelente poeta, además de fundador de una escuela, Santiniketan, donde se impartía una enseñanza total e independiente, respetando todas las doctrinas y saberes de cualquier tiempo y país, más tarde se convirtió en prestigiosa universidad.

No hay comentarios: