lunes, 30 de noviembre de 2009

Tristísimo

En los ultimos años he intentado ver las bondades del Otoño,
amarlo como amo al Verano, descubrir sus hermosos colores
y comprender la belleza de la Naturaleza
cuando se dispone a descansar para luego
regresar con sus mejores galas primaverales.
No lo he conseguido, como mucho,
me gusta Octubre, amarillo, naranja y rojo. Y seguramente
es, porque releo a Thoreau que lo pinta casi tan bien como
la misma Naturaleza o como Bierstadt.
Noviembre es otra cosa, frio, gris y triste
y este Noviembre angustioso.

No hay comentarios: