viernes, 14 de enero de 2011

Lo que recordamos sigue vivo

Piensa que has sido enviado a la provincia de Acaya, la verdadera y auténtica Grecia, en la que según la tradición, tuvieron su nacimiento la civilización, la literatura e incluso la agricultura; que has sido enviado para organizar la constitución de sus ciudades libres, es decir a hombres que son hombres y libres. Y que han conservado el derecho que les había sido dado por la naturaleza, por su valor, sus méritos, su amistad, y finalmente por los tratados y la religión. Honra su antigüedad, sus hechos gloriosos, sus leyendas. No menoscabes la dignidad, la libertad, ni siquiera el orgullo de nadie. Es la tierra que nos ha dado el derecho y las leyes, no por habernos vencido, sino a petición nuestra: es Atenas.
PLINIO EL JOVEN, nacido hacia el año 62 dC. en Como, junto al lago de dicho nombre,Italia.
Amigo personal del emperador Trajano, alumno aventajado de Quintiliano y admirador de Cicerón además de la Grecia más clásica. Por cierto tengo a Quintiliano muy olvidado a pesar de que en un tiempo lejano estudié en el Instituto Marco Fabio Quintiliano de Calahorra, queda pendiente reparar el olvido. Cosa muy habitual en el siglo XXI, pero que no sé si nos podemos permitir, tener tan olvidadas y denigradas aquellas culturas, cuna de la Filosofía y del Derecho.
Ah, y lo peor de todo es que a pesar de tan buenos autores, lo que hoy se lee y se ve en la tele son
historias noveladas de malos y buenos, con poco rigor y menos respeto por aquellos personajes, salvo honrosas excepciones. Creo que las películas del siglo XX, sobre este tema, eran más fidedignas y mejor documentadas.

No hay comentarios: