martes, 29 de marzo de 2011

Los años os sientan tan bien

A medida que pasan los años uno se siente más extraño en su cuerpo, no se reconoce cuando se mira en el espejo. ¿Quién es esa persona mayor? Mi espíritu es de treinta años, de treinta y dos como mucho, a esa persona sí la reconozco. Un cuerpo de entonces, fuerte, sin canas ni achaques y con las vivencias de ahora, con la certidumbre de lo bueno conseguido y la esperanza de conseguir hacer lo correcto para cerrar un círculo que a los treinta años parece tan lejano e inseguro. Me gusta tener cierta edad, pero realmente no creo que uno mismo se vea como nos ven los demás, especialmente si no te han conocido antes...
Brisi podría ser ya una abuelita y está tan bella como siempre. ¡ Qué suerte!

No hay comentarios: