viernes, 12 de abril de 2013

Lo que el mal tiempo impide

Este año la Primavera no termina de llegar, la lluvia y el frío en Madrid son algo inusual en el mes de Abril.
Algunas flores han faltado a su cita, nuestro albaricoquero, después de 15 años no se ha vestido con sus hermosas galas blancas que luego se convertirían en jugosos frutos, tampoco han salido las estrellitas del jazmín  y nos hemos visto privados de su perfume, del limonero, mejor no hablo, espero que resucite...
Sin embargo en medio de los días grises y la lluvia sí o sí, ha llegado Miguel que con sus dos añitos, ha visto las flores que debían alegrarnos la vista y el olfato, pero que no hemos tenido ojos para darnos cuenta de que estaban. Y no eran pocas: jacintos, narcisos,anémonas, forsitia,  vinca per vinca cerezo de flor blanca y alguna más. Es algo que nos pasa muchas veces, nos encerramos en nuestra pequeñez cotidiana, los problemas, la crisis, las noticias, el MAL TIEMPO y no somos capaces de ver lo que florece a nuestro lado. Menos mal que siempre puede haber un niño para enseñarnos con ojos nuevos: las flores moadas, bancas, maillas, dojas. Todo aquello hermoso que nuestra rutina no nos permite disfrutar.

No hay comentarios: