domingo, 21 de julio de 2013

De Rescates

La eurozona y el Fondo Monetario Internacional han impuesto el paquete de medidas. Supuestamente porque el Estado debe reformarse y sanearse para poder así facilitar el dinero y los recursos que necesita el país. Con este paquete de medidas, el país recurre a una solución que ya se había utilizado anteriormente: de nuevo volverán a subir los impuestos. Por enésima vez, el Gobierno volverá a exigir que arrimen el hombro los ciudadanos que tienen la decencia de pagar impuestos. Aquellos que practican la evasión, como si de un deporte se tratara, no tienen por tanto nada que temer...La espada de Damocles de
PETROS MARKARIS y se refería a Grecia, aunque puede valer para nosotros perfectamente y supongo que también para Portugal, pero hoy no voy a hablar de esos costosos recates, sino de otros también difíciles, pero más satisfactorios y menos caros.
El día 19 tuvimos una celebración que duró hasta la 1,30 h. Buscamos a Nera y a Jack como todas las noches, pero no estaban. Apareció su madre y juntos seguimos llamando con preocupación, finalmente Nera contestó desde la casa del vecino con perro. Esto nos alarmó aún más pues las experiencias que tenemos con anteriores perros del vecino terminaron fatal. Pero ella maullaba y quería volver, pero no sabía como, nosotros tampoco sabemos como llegó hasta allí, no es tan fácil. Su madre la llamaba con insistencia y ella trepaba por la valla, que es alta y difícil y no conseguía llegar donde la esperábamos. Así transcurrió más de una hora, con más o menos acercamientos, apagando y encendiendo luces, pero sin resultado. Finalmente decidimos hacer un pequeño corte en la alambrada para que metiera su pequeña cabeza, entonces, con nuevos bríos, Nera trepó en vertical y consiguió llegar hasta nosotros. Nos alegramos mucho, pero faltaba Jack y no se le había oído en todo el tiempo. Le llamábamos y el silencio era total. No se podía hacer nada más a aquella hora, nos retiramos a descansar algo...que no era posible, porque la imagen de Jack en la boca del perro nos resultaba extremadamente dolorosa. No parece muy fiero, y nosotros le queremos como a todos los animales, pero temíamos su instinto de cazador y la debilidad de Jack, que es muy confiado.

A las 7 h. volvimos a buscarlo infructuosamente y nos quedó la tristeza de su desaparición. No había nada que hacer. Así llegamos al mediodía. Nera maullaba fuerte mirando con insistencia hacía donde ella estuvo el día anterior y para sorpresa nuestra, le contestaban, pero no tan cerca, era un maullido más lejano y suave, como el de Jack. Seguimos el sonido y pasando la casa del vecino llegamos al siguiente, entonces lo vimos, era nuestro pequeño Jack y tampoco podía salir. Maullaba con desesperación, pero no sabía qué hacer, llevamos a su madre para que lo llamase y se esforzara en llegar hasta ella. Finalmente pudimos cogerle por su linda cabecita y sacarlo de allí. Así fue el rescate de Jack. Una delicia comparado con esos rescates económicos que hace la Unión Europea, cuyas terribles consecuencias  no sabemos cuando terminarán ni si podremos soportarlas. Mientras tanto,
leer a Petros Markaris, es un pequeño placer que no nos pueden recortar ni quitar

No hay comentarios: