lunes, 20 de enero de 2014

Cada cosa en su lugar













Capuchinas de Enero

Y un lugar para cada cosa.
Básico. Elemental.
Pero también fundamental. Esta era una de esas frases que te decía Juli y te quedabas asombrado por su sencillez y su lógica aplastante. También por su sabiduría. Así que hoy, cuando mi neurobióloga decía: -Piruvato, Oxalacetato, Citrato, Cis-aconiato, alfa-Cetoglutarato, Succinato, Fumarato, Malato, ¿Donde está mi calculadora?
Y pienso, en ese cerebrito que han entrado miles de palabras y frases difíciles que recuerda, aún no han entrado algunas de las que sabía Juli, que tanto facilitan la vida cotidiana. Así que se lo digo, después de buscar y encontrar la susodicha calculadora. Algunos somos  demasiado creativos y nos cuesta guardar las cosas en el mismo lugar siempre, pero también sabemos el tiempo que se ahorra y aquella explicación que ella  me dió cuando le pregunté si la memoria para saber donde están las cosas no le fallaba, fue: -Si tienes cada cosa en su lugar y un lugar para cada cosa, siempre sabrás donde está lo que necesitas, no hace falta mucha memoria. Gracias Juli, tu recuerdo siempre es práctico y feliz.

No hay comentarios: