sábado, 14 de febrero de 2015

Amar es dar

Otro día del Amor, esta vez sábado. Día relajado, con todo lo necesario para ser feliz y la libertad de hacer con el tiempo, lo que uno quiera. Por ejemplo: hacer un puzzle meditando, cocinar y tomar una rica comida mediterránea, ver una peli en un sofá rodeada de gatos y todo en compañía de quién has elegido para compartir la vida. Que no necesita hacer nada extraordinario para alegrarte, sino ser como es y estar a tu lado siempre, dejando el espacio suficiente para que cada uno mantenga sus señas de identidad, que fue lo que en el pasado motivó la elección.
Siempre he pensado que produce más felicidad dar que recibir.
Y sé que todo el cariño que damos a nuestros compañeros animales, ellos lo devuelven multiplicado. Es absolutamente cierto. Esos pequeños felinos que acogemos y pasan años con nosotros, son un motivo de dicha y una terapia emocional que equilibra otros avatares.

No hay comentarios: