domingo, 13 de diciembre de 2009

Fe y esperanza

Oración de San Francisco de Asís.
Señor, conviérteme en un instrumento de tu paz.
Donde haya odio, permíteme sembrar amor;
donde haya herida, perdón;
donde haya duda, fe;
donde haya desesperación, esperanza;
donde haya oscuridad, luz;
y donde haya tristeza, dicha.
Oh, divino maestro, otórgame
no tanto buscar el consuelo como consolar;
ser comprendido como comprender;
ser amado como amar;
porque cuando damos, recibimos;
cuando perdonamos, somos perdonados
y cuando morimos nacemos a la luz eterna.
FRANCISCO Bernardone de ASIS (1182), parece que comenzó su vida con muchas ganas de disfrutar de todos los placeres que tenía su alcance un joven hijo de comerciante bien situado en la Italia prerenacentista. Sin embargo no halló satisfacción en eso y muy pronto se dedicó a ayudar a sus semejantes, desde la frugalidad, la humildad y el amor por todos los seres que sufren, incluidos todos los animales.

No hay comentarios: