miércoles, 18 de enero de 2012

Mis rosas de Enero


Mi bella rosa de Enero para la doctora Julia que tiene inyecciones de cualquier variedad, antes nos puso Angustia y hoy nos ha tocado Vitalidad. Y esperanza, optimismo, fe. Todo en un ratito. Tan raro como las rosas amarillas que hace días florecen en este Enero madrileño, con su olor dulce y exquisito. Nunca hubiese creído que me iba a gustar más Enero que Septiembre. Ese final del verano, con nuestra inyección de angustia recién puesta, la playa marbellí estaba triste, el agua fría y desagradable, los chiringuitos junto al mar, caros e insípidos, así que el último Septiembre, devastador.
Ahora Enero trae días llenos de Sol, tan agradables que apetece salir a pasear después de comer, con crepúsculos tan increibles como el del día 13, que también era Viernes. Fue la mejor puesta de Sol que ha visto en mi vida, quise guardarla para seguir disfrutando de ella, pero cuando volví con mi cámara ya no era igual... los mejores momentos son efímeros.Tuve que conformarme con retratar a las rosas. Quedaron preciosas, con su fondo casi negro. De cualquier modo este primer mes del año es sorprendente y alegre, con mis rosas amarillas y los también amarillos y perfumados frutos del limonero que me saludan cuando entro en el jardín de mi amiga Cristina.

No hay comentarios: