viernes, 16 de noviembre de 2012

Ratitos felices

Mitad del duro,duro Noviembre. El de 2011 fue un mes de miedo y sufrimiento, el de este 2012, gracias a Dios, al Universo, a la Providencia o quien sea que decida el destino de los mortales, nos libró de aquel dolor, pero no deja de ser un mes difícil para casi todos. La crisis económica nos aprieta cada día un poquito más y de ciudadanos ilusionados por el futuro hemos pasado a ser esclavos oprimidos, con libertad para huir, pero... a donde? No tenemos un país al que volver. Lo que se espera de nosotros es que sigamos pagando impuestos, cada vez más, porque la voracidad de nuestros diecisiete gobiernos, más el de España, más el de Europa , más el sistema financiero...muchos Señores feudales para servir. Eso sí cada cuatro años podemos cambiar de conde, marqués, duque o lo que sea, para que siga explotando al campesinado del siglo XXI. 
Por eso, cuando podemos tener un de esos ratitos de descanso, con un gato (o más) encima, ronroneando de satisfacción con el calor y la luz de una llama que arde en la chimenea, se convierte en el ratito feliz. El desafío es conseguir muchos momentos así, aunque las circunstancias y los lugares sean otros.

No hay comentarios: