viernes, 6 de marzo de 2015

Los felices 15 años


Empezaba Marzo de 2000 cuando  llegó Goldie. Finalmente se ha quedado en Godi. La suya ha sido una tranquila vida sin grandes sobresaltos, cómoda y creo que feliz. Nosotros también estábamos felices con Cobu, que era un cariñoso gatito gris tabby que tenía entonces menos de un año, pero salía todas las noches  y volvía por la mañana. Como si todos los días fuesen sábado y él un adolescente ávido de experiencias emocionantes. Cuando llegaba, se acurrucaba junto a mí, ronroneaba un ratito y se dormía, yo me levantaba y él se quedaba toda la mañana descansando. Pero esta vida nocturna, no duró mucho, porque un día fue atropellado y murió.


Ya nos había ocurrido antes, los gatitos jóvenes son curiosos y eso a veces trae fatales consecuencias. A Cobu lo lloramos y enseguida quisimos ocuparnos de otro que necesitase hogar. Así llego Nuni y después Godi. No sabíamos exactamente su fecha de nacimiento, tenían menos de dos meses, quizá Nunita menos y cuando conoció a Godi, se empeñó en hacerla su madre y así se comportaba con ella,  jugando y mamando  de Godi, que tenía su misma edad.
Nunita no ha llegado a cumplir los quince años. Este verano enfermó y nos dejó.



Hoy no vamos a sufrir por las pérdidas, sino a celebrar los 15 hermosos años de Goldi, que se le ve sana, que juega continuamente y hace, como siempre, lo que le apetece hacer.

No hay comentarios: