miércoles, 7 de diciembre de 2016

Los viajes de Henry



En Diciembre toca reflexionar sobre el año que va a terminar y cómo éste ha resultado ser diferente, en primer lugar recordaré, como siempre, las ausencias.
Henricito tenía una vida muy aventurera, desaparecía cada vez más días o meses por eso cuando volvía, nos alegraba mucho más. Este año, lo hemos esperado inútilmente, no ha venido y nos gustaría que no le hubiese pasado nada, que esté en algún lugar, donde le amen y sea feliz.  Pues claro: Era nuestro principito y como él, viaja de planeta en planeta conociendo personajes, algunos tan amorosos como el zorro, que le dedican  hermosas palabras y aunque no lo veamos, porque lo esencial, es invisible a los ojos, lo queremos y lo recordamos. Por eso no estoy triste.
No me puedo quejar de este año, empezó bien y hasta ahora, pienso que va a terminar mejor. Voy a esperar unos días más para poder decir, como en la película, mejor imposible.



No hay comentarios: