viernes, 30 de noviembre de 2012

De libertad y amor


Este verano Alicia comenzó a pasar días en algún lugar desconocido, como si se fuese de vacaciones, al estilo de Yaki -que tiene una casa de verano y vuelve con el frío o con el turrón-, de vez en cuando venía y disfrutaba de su casa como siempre. Ahora notamos su falta, confiamos en que esté bien, en que es una gata cariñosa y puede haber encontrado un sitio donde aprecien sus cualidades como hacemos nosotros. No queremos preocuparnos porque preferimos pensar que en cualquier momento volverá como hace también Elena, que nos visita de vez en cuando. Es su libertad. Te queremos Alicia

No hay comentarios: