domingo, 14 de enero de 2018

Tan tarde



Los días se suceden uno tras otro, una actividad tras otra, la mayoría agradables. Acaba el 2017 y ni una felicitación navideña, ni una reflexión sobre ese año que termina, sobre los acontecimientos o los hechos relevantes para mí que marcaron este año que acaba en 17. Me encanta
Y como soy muy refranera: Más vale tarde que nunca:¡Feliz Año Nuevo! a mitad de Enero.
Esto me ha pasado por hacer poco caso a Henry David Thoreau, cuando dice: Que tus asuntos sean tan pocos que puedas contarlos con los dedos de una mano. Pues no lo sé hacer, mis asuntos son siempre más. Claro que Henry no tenía hijos, ni hijas que a pesar de su mayoría de edad, necesitan hablar y que las escuchen a cualquier hora del día o de la noche. Henry tenía hermanas. Cuando su padre murió, como era costumbre en el siglo XIX, se ocupó de ellas a falta de marido que lo hiciese. Más tarde cuando pensó que podía morir,  preparó sus escritos para su publicación y así poder dejar alguna renta. Imposible adivinar los réditos que en el futuro darían sus reflexiones, escritas más bien para sí mismo.

No hay comentarios: