domingo, 12 de febrero de 2012

De trabajos y reformas

Hace treinta años, sir Robert Peel dijo a la Cámara que era práctica común hacer que niños de 8 años trabajaran en fábricas quince horas diarias. Luego se ha establecido por ley que las personas de menos de 18 años no trabajen en las fábricas más de doce horas al día. Claro que no quiero decir que un hombre no produzca más trabajando siete días que seis. Pero dudo mucho que, al cabo de un año, haya producido más y al cabo de veinte años, habrá producido mucho menos. Estad seguros de que el trabajo intenso, empezado demasiado pronto en la vida y continuado demasiado tiempo en el día, menguando el crecimiento de la mente y sin deja r tiempo para el ejercicio saludable ni para el cultivo intelectual, perjudicará todas esas altas cualidades que han hecho grande a nuestro país... Londres, 22 de Mayo de 1846
Fragmento del Discurso de THOMAS BABINGTON MACAULAY, poeta , historiador y político inglés, 1800-1859. Se le conoce como buen narrador de historia británica, como poeta no tengo referencias , tendré que leerlo para opinar. Sin embargo, como político, sabemos que: Defendió el proyecto de ley para la abolición de la esclavitud, la reforma electoral para no excluir por raza o religión, que afectaba a los judíos ingleses en aquel momento. Por pedir el derecho de las mujeres a tener propiedades a su nombre, y por intentar una reforma laboral, tan necesaria como productiva para seguir evolucionando como seres humanos. También se le atribuye esta frase: La mejor prueba de virtud es tener poder y no abusar de él. Y parece que la respetó.

No hay comentarios: