sábado, 22 de marzo de 2014

Belleza y suerte

Con la primavera llegaron los Neritos, con sorpresa vimos que iban naciendo: Un oscurito, digamos color gris a rayas, pardo de toda la vida, otro, otro y otro. Iguales, o casi. Espero que con el tiempo vayan saliendo sus características distintas y tengan algún tipo de belleza, porque eso puede condicionar su vida futura. Creo que en general como todos los felinos, los gatos son bellos y esto lo admite la mayoría, el problema es ser casi igual, un gatito atigrado gris y otro y otro, al final terminan denominándolos gatos comunes y cuesta más encontrarles casa. Todos estamos de acuerdo en que es más importante ser cariñoso, divertido, agradecido, alguien que te haga la vida más agradable y te demuestre todo lo que le importas cada día. Eso no tiene nada que ver con la apariencia, pero vivimos en un mundo así. La apariencia importa y en principio hace la vida más fácil, cuando eres más atractivo de lo normal todos desean tu presencia, pero esto es la teoría y la vida es mucho más compleja. Me lleva a ese refrán castellano que con su crudeza realista dice: La suerte de la fea, la guapa la desea. Y entiendo que además de guapo debes tener suerte, ser un elegido de la fortuna. En este caso trataremos de encontrarles el mejor lugar posible y luego esperar que tengan suerte y vayan a ser siempre queridos, como ellos se merecen.

No hay comentarios: