sábado, 30 de julio de 2016

La mar serena


Me siento agradecido por todo lo que tengo y todo lo que soy.
                                                                                   H. David Thoreau

Agradecida por estar mirando este mar azul, verde, turquesa, ocre, siena y bitumé en las rocas, oscuras y doradas. Este bitumé, no sé porque lo denominaban así, pero es el mismo tono que tanto me gustaba cuando dar color a un lienzo en blanco era una satisfacción para mí.
Ahora pienso que, capturar este inmenso azul mediterráneo es imposible sin verlo. Imposible no, siempre hay algún artista con ese gran don.
Es un placer y no pequeño, además de mirar el mar, que ya lo decía en una canción Luc Barreto, hacer mindfulness, sentir profundamnete la frescura del agua dando tal ligereza al cuerpo que te hace ser protagonista del ballet del Lago de los Cisnes, sin esfuerzo, sin ensayo y consiguiendo la mejor actuación de tu vida.
Olas de mi color favorito que rompen en la arena, como esponjoso merengue,dulce y sonoro.
Cada sentido se lleva su parte de felicidad, el olfato: ¡Rico y sensual!, el gusto: Agradablemente salino, el tacto: resbaladizo de seda y finalmente el oido: sonoridad marina, música clásica en días tranquilos como hoy.
Agradecimiento por conseguir una meditación gozosa en este pedacito de mar y poder llevarme tierra adentro, mucha energía positiva.

No hay comentarios: