lunes, 30 de mayo de 2011

El jardín del Edén

El jardín era una floresta completamente silvestre.
¡Qué mujer tan feliz soy viviendo en un jardín, con libros, niños, pájaros, gatos y flores y todo el tiempo del mundo para disfrutarlos.
¿Hay alguna mujer que haya tenido tantos amigos? Y siempre permanece igual, siempre dispuesto a recibirme y a colmarme de pensamientos alegres.
La primera etapa de aquella época de felicidad fue la más perfecta porque no tenía otra cosa en la cabeza que no fuera la paz y la belleza que me rodeaba.
Son frases del libro Elizabeth y su jardín alemán de ELIZABETH VON ARNIM, nacida en Australia en 1866, pero educada en Inglaterra y residiendo en Alemania desde su matrimonio y en el momento que escribió este libro, tenía entonces, 32 años. Aparentemente simple, resulta una lectura deliciosa, con fina ironía y un modelo de felicidad inusual tanto en aquellos tiempos como ahora. Un maravilloso descubrimiento en medio de tanta literatura mediocre actual.

No hay comentarios: