sábado, 21 de mayo de 2011

Rebelión en la granja

Indignar, irritar, enfadar, encolerizar, enfurecer, enojar, ofender...muchos verbos con un sólo significado. Que por supuesto, podemos aplicarnos muchísimos ciudadanos. Estoy indignada por los impuestos que aumentan cada día y por más que uno intente no ya ahorrar, sino llegar a fin de mes, es imposible. Esto nos hace, cada día más pobres, e indignados, por el nefasto reparto que se hace de nuestro dinero y por supuesto por cómo se permite a los Bancos estafarnos dentro de la legalidad con cláusulas más que abusivas. Podría seguir con muchos más motivos para la indignación, pero creo que la ineptitud de los gobernantes es lo que ha llevado siempre a España al desastre, y ahora parece que tenemos al campeón de los ineptos. Eso sí, con dureza, pero hemos aprendido a ser menos consumistas y más frugales. Algo bueno por fín.
He leído, para intentar entender este 15M, el Indignez vous ! de Stéphane Hessel y cualquiera concluye que esa no es la solución a los problemas españoles. Que en este hermoso Mayo, la economía está igual de mal que en Abril, en Marzo, en Febrero, por qué... ahora? Es cierto que no hay una democracia real, hay muchos condicionantes, pero por experiencia sabemos que empezar de cero, destruyendo lo que tenemos nos puede llevar a la Rebelión en la granja de George Orwell. Todos sabemos lo que se necesita, gobernantes íntegros, honrados y además inteligentes. Y por supuesto, no sólo ellos deben recuperar los valores que nunca debimos perder, nosotros también debemos aportar esfuerzo, honestidad, ética,

No hay comentarios: